domingo, 27 de diciembre de 2015

LORD KEYNES

La ya célebre crísis de las hipotecas llevó a los expertos y seudo expertos a abrevar en John Maynard Keynes, seguramente el mas célebre de los economistas,  para tratar de encontrarle la vuelta al incordio. Y para no ser tenidos en menos,  el conjunto de ignorantes e indocumentados que  convirtieron al país en  una casa de putas con balcones a la calle hasta hace pocos días, recurrieron a los resaberes de Lord Keynes para justificar sus recurrentes desaguisados.

Así que resulta tan interesante como divertido conocer a este extraordinario personaje. Ya no en su aspecto intelectual, que requiere ciertos conocimientos de la materia económica, sino como ser humano de carne y hueso.   

Y quien era don Keynes en carne y hueso?

El padre, profesor de economía y filosofía de Cambridge y la madre una de las primeras mujeres que logró estudiar en una universidad británica.  Para mas, su hermana casada con un premio Nobel. Es decir que era gente que siempre encontraría temas para conversar durante las comidas. Cuando tenían ganas de hablar, claro.
Y de ese entorno familiar pasó a compartir experiencias con los Apóstoles de Cambridge. O la Cambridge Conversazione Society.
Y que era esto?  Una sociedad secreta de la élite intelectual de la Universidad de Cambridge. Se reunían los sábados a debatir mientras comían sardinas en pan tostado, las llamadas whales (ballenas).La comida inglesa nunca ha sido gran cosa.
Estos Apóstoles, originalmente doce – de ahí el nombre, como se habrán dado cuenta -  se hicieron famosos fuera de Cambridge, en los años anteriores a la Gran Guerra, con el auge del grupo de intelectuales conocidos como Grupo de Bloomsbury.  Conjunto de tipos y tipas de cabeza gorda dedicados  a  distintos campos del pensar. Y del hacer.
Se llamó así porque comenzaron reuniéndose en la casa de Virginia Woolf , cuando aún era soltera y conocida como Stephen. Esta casa quedaba en el barrio londinense de Bloomsbury, barrio que rodea al Museo Británico. Conformaban un grupo heterogéneo que no simpatizaba ni con la religión ni con la moral victoriana ni con las convenciones. Y se me ocurre que mucho menos con los palurdos. Liberales y humanistas, en su mayoría se habían educado en el Trinity Collegue de Cambridge o en el King Collegue de Londres.
Así que Lord Keynes seguía rodeado de gente llena de temas para hablar.
Y era gente conocida?
Pues vea usted. Le tiro algunos nombres.
Se acuerdan de Virginia Woolf? Al menos se acordarán o se habrán enterado del film “Quien le teme a Virginia Woolf”, interpretado por Richard Burton y Elizabeth Taylor.
Los que saben la tienen como una de las mas destacadas figuras del modernismo literario del siglo XX. Su marido fue el también escritor y editor Leonard Woolf. Pero a pesar que la pareja compartió un lazo muy fuerte, no todo en este grupo se agotaba en lo intelectual y la exclusividad sexual no era el fuerte de los miembros. Así que cuando ella conoció a la escritora y jardinera Vita Sackville-West, esposa de Harold Nicolson, comenzaron una larga relación amorosa. Durante su transcurso, Woolf regaló a Sackville-West la obra Orlando, una biografía fantástica en la que la vida del héroe epónimo abarca tres siglos y ambos sexos. Nigel Nicolson, hijo de Vita Sackville-West, la consideró «la carta de amor más larga y encantadora en la historia de la literatura». Un pibe “open minded” sin duda.
Así que tenemos otro personaje de Bloomsbury, Vita. Hija del 3er. Barón de Sackville y nieta de la bailarina española Josefa Durán. Quien terminado su romance con Virginia comenzó un nuevo idilio con Hilda Matheson, la primera “Director of Talks”  de la BBC. A esta se la recuerda como una gran innovadora y la primera en comprender el arte de las conversaciones por radio, llevando a la radio a HG Wells, Bernard Shaw y a Vita, quien luego sería su amante.
Claro que no fue el único entrevero de Vita. Mas tarde tuvo otro con la periodista escocesa Evelyn Irons, primera mujer corresponsal de guerra condecorada con la “Croix de Guerre” francesa. Y no solo eso. Entre otros fue una de las primeras periodistas que entraron en Paris después de la liberación, la primera que obtuvo una entrevista exclusiva con Rudolph Hess y en plena crisis de los misiles entrevistó a Fidel Castro para el Sunday London Times. Y la lista es larguísima. Pero para complicar un poco mas el panorama, Vita y Evelyn se enamoraron – parece que al unísono -  de Olive Rinder, así que formaron un “menage-a-trois” que finalizó cuando Evelyn se pirró con otra periodista.
Y se acuerdan del   escritor y crítico Lytton Strachey? Autor del archiconocido libro “Victorianos Eminentes.” Undécimo de los trece hijos de los aristócratas sir Richard Strachey, teniente general del ejército colonial, y Jane Maria Grant, una activa sufragista. El estilo irónico e irreverente que adoptó hacia esas venerables figuras que biograficaba forjó una nueva manera de escribir biografías, donde importaba más la índole del personaje, el detalle revelador de su personalidad, que la acumulación documental de minucias históricas poco significativas. Nadie lo describió como Borges. " Era alto, demacrado, casi abstracto, con el fino rostro emboscado detrás de los atentos anteojos y de la rojiza barba rabínica. Para mayor recato, era afónico"  
La pintora Dora Carrington, se enamoró de Lytton, piadoso homosexual . Y se enamoró de tal forma que, cuando este muere, fue incapaz de superar su pérdida, suicidándose de un disparo dos meses después de tratar de asfixiarse en su coche. Partridge, el comprensivo caballero marido de esta señora, pudo intervenir en el primer intento suicida pero no pudo salvarla del segundo. La relación entre Lytton Strachey y Dora Carrington fue llevada al cine en la película  "Carrington" ( a secas, como la llamaban), protagonizada por Jonathan Pryce en el papel de Strachey y la deliciosa Emma Thompson en el papel de Carrington.
Pero si no recordaban a algunos de estos personajes, no tengo dudas que recordarán a Bertrand Arthur William Russell, 3er. Conde de Russell. Bertrand Russell, para los amigos.  Filósofo, matemático, escritor, ganador del premio Nobel de Literatura. Cuatro veces casado, tres hijos y múltiples entreveros. En una oportunidad se le impidió impartir la asignatura de Matemáticas que tenía asignada en la universidad de Nueva York y tuvo lugar  una polémica extremadamente áspera que provocó apasionadas protestas en algunos ambientes: se le reprochaba la exposición, en forma singularmente cruda, de sus opiniones acerca de la vida sexual, lo que supuestamente tendría una nefasta influencia en sus alumnos. Y hay quien todavía cree que Inglaterra y Estados Unidos se parecen.
Y del filósofo Ludwig Wittgenstein se acuerdan?
Austríaco, discípulo de Bertrand Russell, su padre fue uno de los hombres mas ricos del mundo, su madre tía del  premio nobel Friederich Hayek. Su hermano mayor,  Paul,  se convirtió en un pianista de fama mundial, quien continuó su carrera como concertista incluso tras perder el brazo derecho en la Gran Guerra, motivando que Maurice Ravel compusiera para él su famoso “Concierto para piano para la mano izquierda”.
Y podríamos seguir con T.S. Elliot, premio Nobel de Literatura o el filósofo George Edward Moore o el escritor e hispanista Gerald “don Gerardo” Brenan o  espías como Anthony Frederick Blunt. Pero no vale la pena, porque a esta altura ya sabemos que Lord Keynes tenía unos estupendos tertulianos.
Así que veamos que era de la vida de nuestro agasajado.
Un poquillo acomplejado por su aspecto, tampoco era el ser desagradable que él creía descubrir en el espejo. Y no le fue nada mal en las cosas del querer. O del ligar, cuando menos. A veces con una fogosidad y unas escaramuzas callejeras que no se esperarían en quien hoy es recordado como una gloria académica.
Superado el pavor que suscitó la terrible condena de dos años de trabajos forzados por sodomía a Oscar Wilde , y confortado por la tolerancia sexual del grupo de Bloomsbury, Keynes incluso mantiene un listado de los hombres con los que tiene relaciones. Comienza  la retahíla con «un sueco  en la National Gallery» y finaliza con «el gran duque Ciryl en los baños de París». En un año llega a registrar sesenta contactos. Muchas son relaciones efímeras, a golpe de vista en la calle. Keynes, en plan de ligue,  recurre a métodos tan sencillos como pedir fuego, ponerse a la vera de un varón que observa un escaparate o acudir a los puntos de encuentro clásicos de los sarasas londinenses.
Mantuvo amoríos, entre otros, con el agudo escritor Lytton Strachey, de quien ya nos acordamos.  Pero su  gran romance masculino fue el pintor escocés Duncan Grant. Virginia Woolf, de pluma magnífica y lengua de curare, lo llamaba «el idiota», porque no era un tipo cultivado. Pero Keynes se mantuvo siete años a su lado, enamorado de su estampa y de su intuición salvaje. Pero por esas, no se si llamarlas, paradojas de la vida, estaban juntos y juntos abandonaron lo que algunos epistemólogos tímidos llaman el “amor griego.” Para desazón de Virginia, porque Grant se abarraganó con su hermana, Vanessa Bell, y hasta tuvieron una hija.
Y Lord Keynes, siguiendo su máxima que «nada funciona mejor en el amor que la perseverancia», concurrió noche tras noche al Covent Garden a presenciar “The Sleeping Beauty”, hechizado por  la futura Baroness Keynes. La bailarina rusa Lydia Lopokova.
Se casaron pero ella fue rechazada durante muchos años por la pandilla de Bloomsbury. Aunque como el tiempo cura todo – o casi todo – muchos se arrepintieron de su snobismo, como Edward Foster, : "How we all used to underestimate her”. Escritor londinense cuya obra mas célebre, seguramente, fue “Pasaje a la India”. Que fue llevada al cine con la actuación de Judy Davis, Peggy Ashcroft, que recibió el Oscar a  la mejor actriz secundaria – también el Oscar a la música de Maurice Jarre - , Nigel Havers y el monumental e inolvidable Caballero de la Reina, sir Alec Guiness. De todas maneras, ella mantuvo su amistad con otros ilustres miembros de la liturgia ilustrada británica, como R.S.Elliot y H.G.Wells. Durante esos años se hizo amiga de Picasso, quien la dibujó muchas veces
Nuestro agasajado y su mujer bailarina se llevaron estupendamente bien. Lord Kynes nunca perdió su reverencia a las artes, parcialmente debido, seguramente, a la filosofía moral de G.E. Moore, que tuvo una gran influencia en él, con sus ideales de belleza y amistad. Ella admiraba su intelecto y se consideraba afortunada por tenerlo como mentor. Si él encontró romántico su espíritu ruso y nómade, ella percibió su fe en el racionalimo argumental, su sentido del deber y su honestidad intelectual igualmente exótico.  Le aportó sosiego y cuidado, necesarios para su salud algo quebradilla por una enfermedad cardíaca diagnosticada en el año 37. Tal vez sin su constante atención y su “joi de vivre”, Keynes pudo no haber llegado a Bretton Woods. Lidia murió en el año 1988 a los 81 años.
Lord Keynes era muchas cosas, como resumió Leonard Woolf. “Un funcionario, un especulador, un hombre de negocios, periodista, escritor, granjero, marchante de pintura, estadista, manager teatral, coleccionista de libros y media docena de cosas más».
Todo ello es cierto.  Se arruinó dos veces. Su colección de arte se ataviaba con cuadros de Cézanne, Picasso, Modigliani, Degas y Braque. Su biblioteca era un tesoro, con manuscritos de Newton incluidos. Fundó el Teatro de las Artes de Cambridge y era un apasionado del ballet. Y siendo un magnífico escritor, no se lució en la redacción de su famosa “General theory of employment, interest and money”. Y él se excusa en un reportaje imaginario que le hizo Juan Carlos de Pablo (o se lo habrá hecho realmente y de Pablo es mucho mas viejo de lo que pensamos?).
” La escribí en circunstancias dramáticas: en 1937 me infarté y durante la Segunda Guerra anduve muy ocupado defendiendo los intereses de Inglaterra ante Estados Unidos, tarea nada fácil como bien describió Robert Skidelsky (su biógrafo).  Por eso hubo tantos malentendidos con respecto a lo que dije, lo que quise decir y lo que en última instancia pensaba.”
Y esto debe ser cierto, porque ya para 1980 Weintraub cifraba en 4.827 las diferentes lecturas que se habían realizado de la Teoría General hasta aquel momento.
Y ya habría cambiado de opinión. O no.
Seguramente que si. “Cuando los hechos cambian, cambio de opinión. ¿Que hace usted, señor?”
Como todos, Keynes es hijo de su época. Y de sus circunstancias, agregaría un español amigo mío. Y de Inglaterra, agrego yo.
Pero de que pedazo de época y de que pedazo de circunstancias. Y de que pedazo de sociedad.

jueves, 10 de diciembre de 2015

HISTORIA DEL REVUELTO GRAMAJO

Se repite, como verdad revelada, que el revuelto gramajo es creación  de un coronel santiagueño, ayudante del Julio A. Roca. Esto lo contó Felix Luna en su magnífico libro Soy Roca.  Pero también contó , cuando la anécdota del revuelto gramajo se hizo viral ( digo así  para pasar por nativo digital), que la había inventado . Que él escribió una novela, con todas las licencias que las novelas permiten. Y que resultó el primer sorprendido por la consagración de su "boutade".
Así que siendo cuidadosos, para evitar imaginarios cautivantes, vamos a encontrar el origen del célebre revuelto.
Todo se debe, en realidad, a un rey de Portugal, Sebastian I. No tuvo una infancia muy feliz el pobrecito. Su papá real murió antes que naciera. Y la mamá, Juana de Austria, eligió volverse a España y nunca mas verle.
Para colmo era medio enfermito, como resultado de esa costumbre de los reyes de salir poco - a menos que los invitaran a una guerra - y casarse entre parientes. Y no resultó aficionado a las señoras debido, según algunos biógrafos, a un problema instrumental. O, lo que parece mas probable, a  inclinaciones heterodoxas, dado que se sabe que afirmó: “Menos mal ser puto, que mandado”. Y Alejandro VI, una monada de Papa, lo defendió diciendo: “Es puto, pero muy piadoso”.
El hecho es que decidió ocupar su tiempo fuera de casa en guerrear contra los moros y los turcos. Pero también con exigua fortuna.
Porque su ejército fue aniquilado por el sultán de Marruecos. Nuestro ya amigo rey murió en la trifulca. Y gran parte de la nobleza portuguesa cayó prisionera y por sus vidas se exigió un gran rescate, lo que acabó prácticamente con el tesoro de Portugal.
En fin. Un fracaso colosal. Por no quedarse en su casa.
Pero en el ejército real había un destacamento de tropas enviadas por el papa, bajo el mando del inglés Sir Thomas Stukeley y su lugarteniente Sir Jonathan Gram, quien llevaba, para tan heroico   evento,  su espada flamígera y  la compañía de su hija Mary Joan.
A quien el buen rey, por una cuestión de comodidad del lenguaje, llamaba Majo. Y ella, para complacer a tan desdichado monarca, de instrumento averiado o gustos esquívocos, pero muy aficionado a un tubérculo recientemente arribado de america, decidió darle una alegría.
Y con los pocos ingredientes disponibles, le preparaba el revuelto que la historia recogió originariamente como Majogram, como todavía lo llama uno que otro  subsahariano o Gramajo, como se denomina por estas tierras.
Así que algo quedó de aquel histórico descalabro.
Porque del rey no encontraron ni los huesitos y  Majo, capturada por los infieles, fue trapicheada en el zoco de Fez  por cinco camellos y dos marmitas. Cuentan que el rescate que inicialmente se pidió por ella, diez fanegas  y 5 celemines de patatas,  nunca llegó por falta de stock, producto de los precios máximos establecido por el conde de Moreno, ministro de comercio del rey de España.


LA MALA SUERTE DE PAUL KRUGMAN, PRONOSTICADOR DE SUCESOSOS IMAGINARIOS

Hace nada, “unas” cincuenta millones de personas  - niños, ancianos, mujeres, además de los señores - perecieron en Europa por obra de la guerra, las hambrunas, las deportaciónes, las limpiezas étnicas y las bestialidades indescriptibles de que también es capaz el ser humano.

“Unas” cincuenta millones. Vaya que se dice fácil.

Y, como digo, hace nada.

Y desde hace menos que nada, Europa es la única región del planeta donde está en marcha la construcción de un gran proyecto de integración de naciones, sociedades, culturas, economías e instituciones bajo el signo de la legalidad y de la libertad. Y de la preocupación colectiva por las dificultades del vecino de al lado.Y  hasta del de la otra cuadra.

Una empresa que parece sacada de la literatura fantástica. Porque lo imposible solo es posible en  el mundo del arte y de la literatura. En el mundo imaginado. En el de la economía y la política suele traer calamidades.

Así y todo,  y seguramente con inmensas dificultades, con idas y venidas, con aplausos y silbidos, con broncas y alegrías, con éxitos y fracasos, y con cuartas y quintas y reversas, la empresa sigue su marcha. Y también sirve de ejemplo para un mundo que, mas temprano que tarde, se irá trasluciendo en lo que es. La casa que tenemos para convivir miles de millones de seres humanos que,  sin renunciar a sus historias, sus humores, sus gustos, sus orgullos, sus identificaciones, sus papas fritas y huevos fritos, aceptan aceptar.

Y claro que el funcionamiento de la Europa comunitaria no es perfecto. Nunca podría haberlo sido.

Se trata de tratar. Y vaya que han tratado. Aún en la imperfección. Porque la unión monetaria formó parte de una decisión política que tuvo poco en cuenta las productividades relativas de los países miembros.

Porque las formas de entender la vida de los que están mas cerca del frío y los mas cercanos al calor resultan diferentes. Como resultan también diferentes las decisiones de los que se sienten tirando del carro y las de los que alaban la comodidad del carro que los lleva.

Como los griegos, por ejemplo, que pensaron que todo estaba muy bien, pero nada merecía cambiar su envidiable forma griega de vivir. Y al principio les resultó. Porque el pertenecer tiene sus privilegios.  Habían encontrado quien los ayudaba a pagarse la vida.

Y cuando se les complicó, ensayaron algunas trampitas para no deprimirse. Hasta que al final el final se reveló. Como se nos revela vuelta a vuelta a los argentinos, cuando caminamos sin preguntarnos detrás de cada quimera.

Y producida la revelación, ganó las elecciones una alianza del querer. Prometiendo no al ajuste y si a la felicidad.  Que a poco colisionó con la realidad del no poder. Y palabra va, palabra viene, comenzó una pulseada con los demás socios, ahora considerados acreedores. Y para darle color a la disputa, hasta con palabras subidas de tono, especialmente hacia Alemania,  por parte de algún  polichinela. Que oportunamente tuvo que salir de escena, para conservar la brega como un disenso de intereses entre socios amigos y educados.

Porque claro, Alemania  no es responsable de que algunos de los países comunitarios tengan su economía hecha una ruina. Y  además  Frau Merkel, una europeísta decidida, también representó, el día de las ofensas innecesarias, a otros países del norte de Europa, que no tienen la voz tan fuerte. Y también a España, a Portugal y a Irlanda, que libraron y continúan librando, una lucha soberbia contra la mishiadura.

Así que el primer ministro, que parece que de tonto no tiene un pelo, convocó un referendum sobre si sis o sis nos al denostado “apriete de los acreedores”. Claro que  “ese referéndum sólo buscaba fortalecer a Tsipras dentro del país", como señaló el conocido y agudo escritor griego Petro Markaris, que de su pais sabe mas de lo que nosotros opinamos.

Y quienes celebraron con entusiasmo el “no” del referéndum griego? 

Por de pronto los representantes mas conspicuos de la “inteligencia al poder”. Como los presidentes de Venezuela y Argentina.

Pero además lo mas granado de la gente equilibrada. Como el Frente Nacional de Marine Le Pen, el facho y eurófobo británico Nigel Farage del UKIP y los nazis de Amanecer Dorado.

Nada sorprendente. Pero siempre un algo preocupante. Porque como dice el refrán, “a bobos y a locos no los tengas en poco.”

Pero tampoco podía faltar el pronosticador de sucesos imaginarios. Mi gran amigo Paul Krugman. El no lo sabe. Pero ya es mi gran amigo.

Claro.  El hombre viene pronosticando la desaparición del euro desde hace años. Y las corridas bancarias. Y mas que tremebundas crisis económicas y financieras en Europa. Incluso afirmaba que para evitar una quiebra generalizada, los Estados impondrían una suerte de corralito, limitando los retiros de efectivo y prohibiendo transferir depósitos al exterior

Y si le preguntan si es oportuno que desaparezca el euro, contesta que si pero no tanto. Que la austeridad es buena, pero no sirve. Y claro que la culpa de todo la tiene Alemania, que quiere destruir la soberanía de Grecia y quitarle a su pueblo cualquier esperanza de tomar champagne y gastar en euros.  Que se conformen con el ouzo y el dracma.

Claro que parece que Tsipras  es un tio listo . Y  luego del referendum, continuó buscando un acuerdo con sus socios, los malos del norte. Y después de tirar de la cuerda lo que la cuerda daba, fumó la pipa. Luego convocó nuevamente a los griegos para preguntarles si querían que siga en la timonera. Y como le dijeron que si, por aquello de que el hambre no es zonzo, ahí lo tenemos tratando de dirigir el barco.  Sufriendo lo que el economista Nissan Liviatna denomina la trampa de la falta de credibilidad. Tiene que ser  el triple de ortodoxo para que le crean la mitad.

Tendrá éxito esta quimera de la razón?

Vaya pregunta. Pues que ya la tiene. Y ya la tiene aunque tenga que enfrentar dilemas escabrosos. Primero porque no estamos hablando de economía. Estamos hablando de  técnica,  ciencia,  cultura,  valores,  usos y costumbres, y, aunque todavía más débilmente,  de  salud,  justicia y  política. El aspecto fundamental de la globalización no es solo el entramado mundial de los mercados. Es mucho mas que eso.  Es la ambición de convivir. La ambición de morir de viejo. O de aburrido.

Es “Playing for change”.

El desarrollo, entendido en términos estrictamente económicos, es un espejismo precario. No es menos sino más globalización en el campo de la democracia lo que hace falta para que la lucha contra el hambre y el atraso sea efectiva y durable. Y para que los ciudadanos de a pie tengamos mas armas para luchar contra las alimañas del dinero.

Si el euro subsiste o no dependerá de cómo se vayan resolviendo los problemas que su existencia plantea. En el mientras tanto solo cabe defenderlo como un instrumento mas. Un instrumento útil. Mientras los sea. Como parece serlo. Por ahora.

Así que cabe decirle al amigo Krugman, escribidor compulsivo, que un premio nobel tiene una enorme responsabilidad. Y un responsable apaga incendios, no los agrava. 
Y recordar además que “el premio Nobel en economía le confiere al galardonado una autoridad que no posee. Propongo que quien lo recibe realice un juramento de humildad, similar al que realizan los médicos” (Hayek, Premio Nobel 1974).
Y saber que hay momentos para hablar y otros para callar.
“Sostengo que los bancos centrales deben circunscribirse a luchar contra la inflación, pero delante de los funcionarios del Banco de Suecia no quiero discutir en este momento, recordando que cuando Voltaire, en su lecho de muerte, fue visitado por un sacerdote para que renunciara al Demonio, rechazó el consejo porque `éste no es el momento para generar nuevos enemigos´” (Lucas, Premio Nobel 1995).
Y que se trata de una experiencia única. “Me siento como un ciego en un campo nudista” (Buchanan, Premio Nobel 1986).
Y que así como no hay “tal cosa como un almuerzo gratis… tampoco existe un premio gratis. El galardonado se convierte instantáneamente en un experto en las cuestiones más diversas. Radios y TV de todo el mundo me consultaron desde cómo curar el resfrío hasta sobre una carta referida al mercado bursátil firmada por el presidente Kennedy” (Friedman, Premio Nobel 1976).
Así que no conviene creérsela. Mejor divertirse con lo que a uno le toca.
“ En las últimas 7 semanas, desde que se supo que me habían otorgado el premio Nobel, me pidieron que resolviera los problemas económicos de Estados Unidos, Noruega, Suecia, Alemania, Israel, España, Portugal, Argentina, Brasil, México, Filipinas, China, Japón y Corea. Como ustedes comprenderán, conozco las respuestas a todas las preguntas” (Solow, Premio Nobel 1987).
Porque finalmente, el “master” siempre tiene razón.
“Porque  será espléndido el día que los economistas lleguen a ser humildes como los dentistas” (John Maynard Keynes)

gracias a Juan Carlo de Pablo por su colaboración involuntaria

jueves, 28 de mayo de 2015

SE IGUAL

Encender  la  television que supimos conseguir resulta sin duda una tarea insalubre. Pero sirve para conocernos mejor. Y hasta para descubrir los rasgos mas cochambrosos de nuestra sociedad.
Pero hay un aspecto que casi me enferma. Y es la “opinología”. Una tecnología absolutamente criolla, desarrollada “ad nauseam” por los llamados medios de comunicación, seguramente  como tono extremado en el ejercicio de los célebres derechos humanos. En este caso, el derecho a opinar, aunque el que lo haga no tenga la mas menuda idea de lo que está hablando.
Así que siempre hay una multitud de sabidillos dando su opinión,  sin ninguna incumbencia sobre el tema que atracan . Y los hay de dos tipos: los que tienen la soltura de una verba fluida y, los mas,  los que tienen cruentos conflictos con el lenguaje y un, diría, impertinente desprecio por las eses.
Luego los bardos se irán a dormir, seguramente satisfechos. Dejando a la intemperie a ajenos que tendrán que soportar las barbaridades, falsificaciones, patrañas y nuevas leyendas urbanas que propagarán  sus ocasionales televidentes.

lunes, 4 de mayo de 2015

ASI SE HACE


En esas últimas elecciones raras que se celebraron en Buenos Aires hace unos días, esas especialmente diseñadas por los políticos para tomarnos aún mas de boludos y boludas, se produjo un hecho que nos permite apreciar que no todo está perdido.
Que el Pro sacó mas votos que los demás partidos  o como se llamen está claro. Y que el segundo grupo mas votado fue el del agua mineral ( la local, no la de los andes), encabezado por el wing izquierdo, el economista de rulos que casi nos lleva a la guerra civil y por una una ex ministra de desarrollo social o bienestar social o algo social, que el día que le llevaron hasta el rimel de la cartera, descubrió que en el ministerio a su cargo se estaba robando mucho. Vamos, hombre!! O vamos mujer, en este caso. Por eso me gustó lo de grupo. Porque alguien puede leerlo por conjunto de personas o como conjunto de bulos. Como le venga en ganas.
Pero en lo que me he fijado, debo decir que sin asombros, es en la gran responsabilidad ciudadana de los habitantes de la ciudad.
Y donde se ve?
Pues mire usted. El gremio de los chorros y afines, ya sea los muchachos que vienen de abajo o los que se han recibido de financistas, coimeros, políticos en pasivo, industriales “nac & pop”  y cosas por el estilo, votaron a sus legítimos representantes. Eso permitió que el kirchnerismo ganara en las cárceles y saliera segundo en Puerto Madero.

Vayan mis sinceras felicitaciones a ese ejemplo  de responsabilidad democrática.

domingo, 19 de abril de 2015

YA ESTA BUENO DE ESO DE LA DESIGUALDAD

Está de moda el tema de la desigualdad. En realidad, siempre es como el pan del día. Lo que ocurre es que tras cada crisis - y la reciente se ha destacado por gorda - la asignatura adquiere una presencia superlativa.
Y se ponen al loro - como diría un español -  personajes, tanto eruditos como alborotadores, que baten el parche sobre esta mortificación. Desde el Papa claro, cuya obligación laboral es, casualmente,  batir el parche sobre tema tan sensible.
Después se suben al carro los cándidos y los atontados de costumbre. Porque parece que es mas fácil amar a la humanidad en general que al vecino de la otra cuadra.
Lo que no he visto - y si lo vi no me acuerdo - es gente haciendo un esfuerzo por enfocar
Porque vamos a ver. A que llamamos desigualdad?  A que los seres humanos son diferentes, diversos, distintos y como consecuencia de ellos les va diferente en la vida?
Y si, es así. Hasta que el  gobierno saque una ley de "igualdad cuidada". No sonría. Hasta esto es posible.
Porque curiosamente nadie reclama mas inteligencia. En eso parece no haber desigualdad. Aunque cueste creerlo, todo el mundo considera tener la suficiente.
O nos referimos a otra cosa. A la desproporción económica, política y social en que se encuentran unos individuos frente a otros.
De eso se trata?
Algo inaceptable por cierto. Y que merece atención y preocupación.
Pero primero enfoquemos. Se trata de un tema moral, en todo caso político. Por cierto de estética. Pero no económico, como gustan de plantear los encrespados.
Porque uno puede pasar en uno de esos coches que se han dado en denominar de alta gama por delante de un menesteroso. Pero eso no es un tema económico. Alguien podrá decir que no resulta decoroso. Otro podrá afirmar que altera el convivir, porque molesta al prójimo agobiado en sus carencias. O que, simplemente, no es armónico.
Hasta puede desatar una guerra, porque  la gente también puede cansarse de que le muestren lo que no puede tener. Y decidir tenerlo por las suyas.
Todo esto es cierto. Pero definitivamente no tiene ninguna trascendencia económica.
Paradójicamente, muchas veces tienen trascendencia económica – y de la buena – las consecuencias de la desigualdad.
Porque si nos fijamos con atención, entre los que hacen a los demás desiguales hay muchos herederos de vivillos. Pero también señores de cabeza gorda, Bill Gates por caso, que por ser desigual al normal de la gente ha hecho un montón por cambiar el mundo. Y aunque de otra manera, lo sigue haciendo, dedicando su riqueza que, si no fuera por él, no se hubiera producido, a facilitarle la vida a mucha gente, en lugar de gastarla en veranear en Villa Gessell. Que no es razonable que tenga tanta? Pues dígame quien le regaló la vara de la razonabilidad
Así que olvidemosnos de los sitios comunes, del desasosiego de monsieur Piketty y de la pesadumbre del Papa. Y tratemos de enfocar.
Ser decentes es nunca abandonar la búsqueda del ideal. Y ser sensatos es entender que ese ideal buscado es algo evanescente, abstracto, impreciso y seguramente tornadizo. Así que no abandonemos la sensatez si queremos ser realmente decentes. Y no dediquemos nuestros esfuerzos a buscar a las trompadas esa igualdad que parece nunca llegar. Como hicieron los que se decían seguidores de Marx, malogrando tantas vidas en pos de una quimera que nunca llegó. Salvo para los dueños del circo, claro.
Y tratemos de entender que la igualdad es una palabra preciosa que debe aplicarse de inmediato cuando se puede.  La igualdad ante la ley, la igualdad de oportunidades, la igualdad de derechos, la igualdad salarial para trabajos similares o con igual productividad. Y tantas otras igualdades posibles que estarán pidiendo estar.
Salvo, para mi gusto, la igualdad del hombre y la mujer, la mas ridícula de las igualdades pretendidas. Porque pertenezco al bando de los que consideran que las señoras deben tener todos los derechos que crean necesarios o que les guste tener. Aunque sean muchos mas que los de los hombres.
Y dediquémonos a aplicar para que cada vez mas gente pueda vivir decentemente y en paz,  más chicos puedan crecer sanos y contentos y todos recibamos mas y mejor educación, mas y mejor servicio médico y mas posibilidades de ser quienes querramos ser. Y que el hambre sea historia.

Y dejemos en paz a la desigualdad. Que a lo mejor ayuda para que la economía funcione mejor y se logren mas rápido las metas, que casualmente, nos lleven a ese ideal de la igualdad.

jueves, 19 de marzo de 2015

ACERCA DEL PUTERIO

Alguna vez debemos abordar, con realismo y sin eufemismos, el tema de la homosexualidad. Porque presumo - nada mas que presumo - que somos muchos los que ya estamos un poquito cansados de las vueltas que se le da al tema. Lo último, la andanada de Elton John contra Dolce &Gabana o contra Gabana&Dolce. O lo que sea.
Pues vea usted. Soy de los que creo – como seguramente muchos – que cada uno puede hacer lo que plazca con los instrumentos que la ha brindado la naturaleza para divertirse o reproducirse o activar sus calentamientos. O para mostrar, en el caso de las mujeres. En fin, para lo que sea.
Y es problema de cada quien si le gusta el chofer del colectivo, la renga de la otra cuadra, anibal fernandez o una muñeca inflable.
Y ya está bien de criticar a los señores que prefieren al chofer del colectivo que a la señorita de al lado. Lo de anibal fernandez es diferente porque ya entraríamos en el campo del ridí-culo.
Y me parece magnífico que el chofer del interno 54 de la línea 60 contraiga matrimonio con el motorman de la línea Mitre del ferrocarril. Y que vivan juntos y coman perdices.
Y hasta me entusiasma – porque seré un machista asqueroso – que las dos señoritas de al lado decidan compartir su vida. Es mas. Me gustaría tener una ventana que de a ese estupendo hogar conyugal.
Y si. Que le voy a hacer. Me gustan las mujeres. Fisicamente ni hablar. Pero además para hablar. Me resultan mas interesantes.
Afortunadamente– y a pesar de las opiniones en contra – el mundo progresa en muchas cosas. Y una de ellas es dejar en paz a los que no miran para adelante como la mayoría sino que prefieren las puertas traseras  como único lugar de acceso.
Ya bastante tienen los pobres que transportar. Y no me estoy refiriendo a los testículos. Si no al enigma de ser nene o nena.
Y hay que ser firme en defenderlos, porque todavía, en muchas partes del mundo, consideran que hay que hacerlos desaparecer.
Eso si. A mi también déjenme en paz. Terminen con el marketing del puterío. Con los viejos que se pintan los labios, esconden la pistola debajo de la pollera y son festejados como ídolos por la basura de la televisión.
Y también terminen con la pretensión de adoptar chicos. Porque no se trata de lo que quieran o dejen de querer. Me importa un rábano lo que quieran o dejen de querer. De lo que se trata es del bienestar de los niños. Ese es el bien jurídico protegido, agrega mi mal formación de abogado. Y como la inmensa mayoría de los niños cuentan con un papá y una mamá, resulta conveniente que a los que no lo tienen le adjudiquen como progenitores a una pareja heterosexual. Por pequeñas cosas nomás. Por ejemplo para que le cuente al amiguito que le vio el pito a su papá. Y que su mamá no tiene pito. Porque parece      que es lo que le pasa a todo el mundo. O a la inmensa mayoría.
Y además – en la Argentina al menos – hay mas demanda de chicos que oferta de padres. Claro que si cambiara la tendencia volveríamos a hablar.
Porque – siempre pensando en lo niños – sería mejor que el niño le cuente a su amiguito que  su papa y su mama tienen pito  a que le cuente que vive en una oficina pública para niños expósitos y que le vio el pito a anibal fernandez, el hombre que la dirige.


domingo, 15 de marzo de 2015

TENIAS RAZON GORDITA

Ayer estaba haciendo zapping y me encontré con la convención radical. No es, digamoslo, un encuentro magnífico.Uno de esos que se esperan con ansiedad. Y que luego se recuerdan con nostalgia. Estaba hablando Ernesto Sanz, quien - a decir verdad - siempre me ha parecido de segunda. Intendente de San Rafael, politico, radical, charlatán. En fin, lo que se esmeran los políticos para ganarse la repulsa de los ciudadanos que saben leer y escribir.
Pero por esas cosas de la curiosidad, me quedé pegado. Y me empezó a interesar su parlamento. Por de pronto decía cosas. Raro en un político argentino. E inusual en un radical. Y las hilvanaba muy bien. Así que pasé de la curiosidad a la sorpresa.  Y además se mostraba sensato, coherente, incisivo, pues defendía una posición política  pero sin la clásica agresividad barata que resulta la marca registrada de nuestros políticos berretas. En fin. Respetuoso con el disenso. Hasta que lo cortó el locutor para hablar de Nisman o del divorcio de Tinelli o de la muerte de algún financista.
Asi que debo confesar que tenía razón Magdalena, cuando me decía que Sanz le parecía fenómeno. Y yo le contestaba que era uno mas del circo político.
Muy bien Magdalena!!!!

PD
Dale saludos a Perecito de  parte mia y de Juanita.
Hablé con Elena Villalonga y te manda saludos.

domingo, 15 de febrero de 2015

CARTA DE AMOR A MAGDALENA PARA EL DIA DE SAN VALENTIN.

Hola gordita. Se me ocurrió escribirte porque es el primer San Valentín que no estás.
Si, ya se. No me digas nada. Lo de San Valentín es una grasada comercial.
Pero sabés una cosa? Lo hemos festejado - sin saberlo - todos los días durante muchos años.
Mientras escribo me estás mirando desde las fotos que tengo al lado de la computadora. Con cara de pícara.
Así que seguís estando conmigo todos los días. Y con Juanita y Perez que duermen conmigo todas las noches. Solo vos no me das bola.
Por ahora estamos los tres en lo de mi hermanita. Y me siento bien con ella y Horacio. Me siento apañado. Gracias a la pendeja, que me sacó de Mendoza a las patadas. Y cuanto razón tenía!
Te paso el parte. No se si te contaron que  tu nena es casi dentista ( ellos son medios raros y dicen odontóloga). Y Venancio
- tu debilidad - está fenómeno. Hace poco fuí a un partido de rugby con él, Magdalena y Alejandro.
Como decís? Que no le diga a nadie que es tu debilidad. Que los querés por igual a todos tus nietos? Ya se. No te preocupes.
No digo nada.
Mi querido amigo el mudito ya tiene otra librería. Es un fenómeno. Ahora hasta habla.Y mucho!!! Casi era mejor de mudito.
De los otros dos no tengo noticias. Supongo que el pequeño burgués sigue hablando de rugby y el novio de américa de préstamos para comprar autos.
Con Magdalena estamos organizando una exposición de tus cuadros y esculturas que quiero que se llame Magda von der Heyde y sus amigos. Me parece bueno.
Ya hablé con Martín. Me falta hablar con Marita y Vivian. Está bien!!! Está bien!!!! Voy a hablar esta semana. 
Bueno, mi amor. Ya nos veremos.
Esta carta la tengo que poner en mi blog porque como sos una atolondrada te fuiste y no me dejaste la dirección.
Gracias por tu amor.

PD: Hablo con Patricia Josefina y Octavio Caramelo y te extrañan un montón.Y vos, poco simpática como siempre, te fuiste sin saludarlos.



lunes, 9 de febrero de 2015

OJITO CON MI AMIGO

El hombre era un hèroe. Antes de serlo. Bastaba escuchar sus medulosos discursos de campaña allà y acullà para entender su magnitud de estadista.
Se olìa su volùmen de dirigente de fuste. Diferente. Al punto que con solo hablar de ella se apuntò el premio nobel de la paz.
Oscurito, para mas datos y para mostrar la diferencia, frente a tanto desteñido agresivo y partidario  de los desastres que parece haber dejado el pibe de doña Barbarita y don Jorge  Bush father.
Claro. El amor es veleidoso. Y generalmente breve. Porque las fantasìas tienen la mala - o buena - costumbre de agotarse. Eso es lo que las hace indispensables. Y fantasìas.  Despuès solo queda convivir con la quimera extenuada. Contrastàndola con la realidad de a pie.
Y apenas comenzada esta etapa, tambièn comenzaron los cuestionamientos. Las crìticas. Hasta las descalificaciones. Generalmente de los mismos que fueron perdiendo el tono colorado que habìan tomado las palmas de sus manos de tanto aplaudirlo. 
Lo mas generosos de los crìticos reconocen su capacidad intelectual, añadiendo que con eso no alcanza para ser un presidente como la gente. Y los menos generosos lo comparan con el bonachòn de Carter.
Asì que es un buen ejercicio sentarse a la vera del sendero que todavìa transita cojeando el ungido para ver como pasa.
Y es que a mi me parece que pasa muy bien. 
Vamos a ver. Su primera batalla resultò èpica. Fue para lograr la aprobaciòn de su politica de salud. Tratando de acoplar un algo de solidaridad a lo que, sin duda, es la mas avanzada medicina del mundo.
La lucha fue cruel y mucha.Por dos razones evidentes. La primera es que parece que Estados Unidos es una repùblica, donde el congreso y los jueces tambièn tienen cosas que decir. Y la segunda es que el partido opositor anda un poco inflexible con la bondad. Especialmente los acostumbrados a tomar el te con scons y rifle.  Eso si. Agradecièndole a Dios antes de empezar con el primer scon y el primer tiro.
Claro que la ley finalmente saliò media desilachadita. Como presumìamos. Por lo menos yo y el ungido. Y para colmo los muchachos del scon y el rifle amenzan con derogarla apenas puedan.
Asi que el de las palmas coloradas dejò de aplaudir y anotò un rotundo fracaso del presidente de otro color. 
Y para colmo - pensaron - el investido no pudo ni siquiera medio solucionar el problema inmigratorio.De nuevo. Los opositores estaban enojados. Y desde las ùltimas elecciones son mas.
Asi que nuestro amigo se tuvo que conformar con la regularizaciòn media disimulada que, en apoyo de su propuesta de reforma migratoria, ofrecen varias ciudades que cuentan como Nueva York, Los Angeles, San Francisco o Washington. Los DNI locales que parecen frenar las deportaciones. 
Pero eso no fue todo. Sus promesas sobre la vuelta a casa de los soldados y el cierre de la base de Guantànamo se desvanecieron de sus tiempos.
Se desvanecieron? O lo que se desvaneciò fue el pensamiento de los acostumbrados a aplaudir cualquier señuelo y criticar cualquier acciòn que no finalice completa, acabada, redonda, perfecta en la forma y en los tiempos.O exactamente como les gusta.  Bah...acostumbrados a criticar todas las acciones.
Eso si. Los mismos que  denostaban a los americanos y en especial a Jorgito por su imperialismo y su violencia y que se enamoraron de don Barack por su promesa de multilateralismo y acuerdos para enfrentar los problemas , ahora andan diciendo que al mundo le falta timòn.
Vaya usted. Que còmodo les quedaba a los dirigentes reclamantes tener a alguien que les hiciera el trabajo sucio y ademàs les diera argumentos para criticarlo. Pero claro, ahora tienen que mostrar que era cierta la pretensiòn de multilateralismo y asumir las responsabilidades correspondiente. Mucho que perder y poco que ganar.
Asì que don Barack lo ùnico que nos trae son problemas. Con Jorgito era muy distinto. El se encargaba de hacer lo que habìa que hacer y nosotros de aprovechar las ventajas de su hacer. Y de putearlo de cara a la galeria..
Y para colmo todo se fue de madre con este pusilànime. Que hizo desaparecer la "pax americana". Asì que ahora todo està convulsionado. Especialmente en los paìses àrabes que empezaron con las primaveras que tanto nos ilusionaron y terminaron en un invierno con temporal y todo. Si los tiros y las bombas ya suenan al lado de mi casa. Y hasta vamos a tener que echar a los revoltosos.
Esto con Jorgito no pasaba. El se encargaba. Y tenìa un cuero duro para recibir las puteadas del los bienpensantes.
De lo que pocos hablan es de la economìa, que resulta ser un tema bastante importante para evaluar el èxito o el fracaso de una administraciòn.
Porque Jorgito habìa dejado un crisis medio considerable. A tal punto que no se conocìa otra igual desde el año 30. Y hoy la economìa americana parece boyante. Por lo menos comparada con las demàs. Claro, no es mèrito de èl sino de Ben Bernancke y de Timothy Geithner
Y ahora, para colmo, quiere reanudar las relaciones con Cuba. Despuès de cincuenta años!!! exclama alarmado un senador de Minesota que bordea los ochenta, de los cuales se pasò 50 de curial por el partido hoy opositor.
Claro que tendrà el agradecimiento de los cubanos y de la gente normal. Y hasta de Raùl Castro, que està deprimido porque tiene la heladera vacìa. No tanto del barbudo màximo,  en el supuesto que todavia no estè rindièndole cuantas al otro barba.  Que pensarà lo peor de don Barack. El ùnico que lo dejò sin argumentos. Peleàndose con el espejo. 
Y para colmo esta esperanza de color se mostrò distante con el atentado ocurrido recientemente en Parìs. Cuando todo el mundo  caminò por las calles de Paris expresando su repudio a este inaudito atentado. Incluso un apostol de la paz como el bueno de Benjamín Netanyahu.
Solo se limitò a repudiar el hecho. 
Parece que a don  Barack y a su nuevo amigo Francisco no les entusiasman las sobreactuaciones. Que por supuesto rechazan la violencia y defienden la libertad de prensa. Pero no estàn muy de acuerdo en andar ofendiendo gratuitamente a la gente que cree que Mahoma era un pibe fenòmeno, que Jesus existiò y que Abraham fue el iniciador del rally El Cairo -Jerusalen..  
Asì que ojito con mi amigo Barack.